Top Pages

Search

Top Pages
National Center for Cultural Competence Georgetown University Center for Child and Human Development
Home  ::  A - Z Index: A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z   ::  Search
A+ a-

Autorizado para que se copie y distribuya. El único requisito, es que se preste crédito de autor al National Center for Cultural Competence--Elena Cohen, Consultant and Tawara D. Goode, National Center for Cultural Competence, Winter 1999.

Fundamentos del cuidado médico básico culturalmente apropiado

A nivel nacional, las organizaciones y programas que prestan cuidado médico básico enfrentan los problemas, retos y oportunidades de responder eficazmente a las necesidades de los individuos y familias provenientes de diversos grupos raciales, étnicos, culturales y lingüísticos. En los sistemas de cuidado médico básico de muchos estados y comunidades, incorporar maneras culturalmente apropiadas de proveer este cuidado sigue siendo un tremendo reto. Existen numerosas razones que justifican la necesidad de incorporar el cuidado médico culturalmente apropiado a los niveles de proveedor y paciente. Estas incluyen, pero no quedan limitadas a las siguientes:

  • Cada cultura tiene diferentes percepciones de lo que son las enfermedades y sus causas;
  • existen diversas creencias culturales en cuanto a la salud, el bienestar y las maneras de curar;
  • existen factores culturales que influencian los procesos que siguen las personas para encontrar cuidado médico y las actitudes que tiene el paciente ante el proveedor;
  • las preferencias individuales afectan tanto los métodos tradicionales, como los no tradicionales, de cuidado médico;
  • los pacientes tienen que superar sus propios prejuicios en cuanto a los sistemas de cuidado médico;
  • el sistema de cuidado médico actual no cuanta con un número suficiente de proveedores procedentes de grupos culturales y lingüísticos diversos.
Las anteriores razones justifican la necesidad de que las organizaciones de cuidado médico básico desarrollen reglamentos, estructuras, prácticas y procedimientos que apoyen un sistema de prestación de servicios cultural y lingüísticamente apropiados. Los fundamentos que apoyan la incorporación del cuidado médico apropiado a las políticas organizacionales son numerosos. En este resumen del Centro nacional para el cuidado médico culturalmente apropiado (National Center for Cultural Competence, NCCC) identifica seis razones fundamentales que se exploran a continuación.

¿Por qué es imprescindible crear cuidado médico

Para responder a los cambios demográficos actuales y futuros en los Estados Unidos.

La estructura demográfica de la población de los Estados Unidos está transformándose como resultado de los patrones de inmigración y el crecimiento significativo entre las poblaciones de diversas razas, etnicidades, culturas y lenguas que ya residían en este país. Para responder a las necesidades de salud de esta población diversificada, las organizaciones y programas de cuidado médico y los gobiernos federales, estatales y locales tienen que ejecutar cambios a nivel de sistemas. Los datos del censo de 1990 muestran que el número de personas que habla otro idioma además, o en vez del inglés, en su hogar, aumentó un 43 por ciento, a 28.3 millones. De estos, casi el 45 por ciento indicó que tiene dificultad para hablar el inglés. Los resultados de unas encuestas que llevó a cabo el Bureau del Censo en marzo de 1997, indican que una, de cada diez personas en este país, ha nacido fuera de los Estados Unidos. Actualmente, el número de personas nacidas fuera del país representa un segmento mayor de la población total que en cualquier otro momento en los últimos cincuenta años. Se predice que esta tendencia continuará. El Fondo de defensa infantil ( Children's Defense Fund ) predice que en la primera década de este siglo, en los Estados Unidos habrán 5.5 millones más de niños de origen latino, 2.6 millones más de niños afro americanos, 1.5 millones más de niños de otras razas y 6.2 millones menos de niños de raza blanca y no latinos.

Para eliminar las prolongadas disparidades en el estado de salud de las poblaciones provenientes de diversos grupos raciales, étnicos y culturales.

Ninguna área refleja más marcadas divisiones y contrastes raciales, étnicos y culturales que la de la salud de la población de los Estados Unidos. A pesar del progreso que se ha logrado en el campo de la salud a nivel nacional, cuando se compara con la población blanca del país, siguen existiendo marcadas disparidades en la incidencia de enfermedades y muertes entre los afro americanos, los hispanos o latinos, los asiáticos, los nativos americanos, los de Alaska y los de las Islas del Pacífico. El Presidente de los Estados Unidos ha marcado seis áreas principales de salud para agresivamente ubicar recursos con el fin de responder a las necesidades de los grupos minoritarios, es decir: El cáncer, las enfermedades cardiovasculares, la mortandad infantil, la diabetes, el VIH/SIDA y las vacunaciones de niños y adultos.

    El cáncer. La investigación muestra que, en comparación con el resto de la población, en general las personas de diversos grupos raciales, étnicos y culturales tienen menor probabilidad de recibir vacunas, exámenes médicos regulares y revisiones de rutina para detectar el cáncer.
    • Las muertes por cáncer son desproporcionalmente altas entre los hispanos y los afro americanos.
    • Las mujeres vietnamitas tienen cinco veces más probabilidad de padecer de cáncer cervical, y las chinas tienen cinco veces más probabilidad de padecer de cáncer del hígado.

    Enfermedades cardiovasculares. Aquí, las disparidades se presentan en la prevalencia de los factores de riesgo de desarrollar las enfermedades cardíacas (enfermedades de las coronarias y embolias o derrames cerebrales). Los grupos de diferentes razas y etnicidades presentan más alta hipertensión, tienden a desarrollar hipertensión a edades más tempranas y tienen menor probabilidad de recibir tratamiento para controlar la alta presión arterial.
    • Los hombres y mujeres mexicano americanos tienen más elevadas cifras de presión arterial.
    • La obesidad continúa siendo más alta entre las mujeres afro americanas y mexicano americanas.
    • En los últimos dos años sólo el 50 por ciento de los nativo americanos, el 44 por ciento de los asiático americanos y el 38 por ciento de los mexicano americanos se han hecho un análisis del nivel de colesterol en la sangre.
    • La mortalidad por enfermedades de las coronarias es más alto para los afro americanos.
    • Entre las principales causas de muerte, los hombres asiático americanos son el único grupo que tiene mayor mortalidad por embolias.

    Mortandad infantil. Estudios recientes muestran que, a pesar de los avances recientes, los bebés afro americanos y nativos americanos aún mueren a un índice entre dos a tres veces más alto que los bebés de raza blanca.
    • Las estadísticas muestran que entre los nativos americanos y de Alaska, el índice del síndrome de muerte súbita infantil es entre tres y cuatro veces más alto que entre los bebés de raza blanca.
    • A pesar que el índice de mortandad infantil general del país ha disminuido, la diferencia entre el índice de muerte entre los niños de raza negra y los de raza blanca ha aumentado.

    Diabetes. La diabetes es la séptima causa más común de muerte en los Estados Unidos. Aproximadamente 16 millones de personas en los Estados Unidos padecen de diabetes.
    • En comparación con la población blanca del país, la posibilidad de padecer de diabetes es 1.7 veces más alta entre los afro americanos, 2 veces más alta entre los hispano americanos, y 2.8 veces más alta entre los nativos americanos y de Alaska.
    • La prevalencia más alta de diabetes en el mundo se presenta entre los miembros de la tribu Primas, del estado de Arizona.
    • Cuando se comparan con la población general, los afro americanos y los nativos americanos tienen un más alto índice de complicaciones resultantes de la diabetes, tales como enfermedad renal y amputación.

    VIH/SIDA. La información reciente de encuestas sobre la prevalencia y seguimiento de casos de VIH/SIDA indican que la epidemia ha tenido un impacto desproporcional entre los grupos de diversidad racial, étnica y de idioma, particularmente entre las mujeres, los jóvenes y los niños de estas poblaciones.
    • En 1997, los afro americanos y los latinos presentaron, respectivamente, el 47 y 20 por ciento de los casos diagnosticados de VIH/SIDA.
    • Entre los afro americanos, el 56 por ciento de los nuevos casos de infección son el resultado del uso de drogas por vía intravenosa; entre los hispanos esta cifra es de 20 por ciento.
    • El 75 por ciento de los casos reportados de VIH/SIDA se ha presentado entre los niños y mujeres de los grupos de diversas razas y etnicidades.

    Vacunaciones de niños y adultos. Las estadísticas de la Iniciativa sobre razas del Presidente (President´s Initiative on Race) indican que los niveles de inmunización de las vacunas más importantes entre los niños de edad preescolar de todos los grupos raciales y étnicos son básicamente los mismos. Sin embargo, cuando se comparan estos niveles de vacunación entre la población blanca y las poblaciones de grupos raciales de niños de edad escolar y adultos, se siguen presentando disparidades.
    • El 79 por ciento de los niños de edad preescolar blancos tienen todas sus inmunizaciones antes de cumplir los dos años de edad, mientras que entre los afro americanos este porcentaje de vacunación completa se reduce al 74 por ciento, y al 71 por ciento entre los niños latinos; incluyendo en estos últimos dos grupos a los niños tanto de edad preescolar, como los de edad escolar.
    • Anualmente mueren aproximadamente 45,000 adultos debido a infecciones resultantes de la influenza, infecciones por neumococo y hepatitis B; a pesar de que hay disponibles vacunas para la prevención de todas estas enfermedades.
    • Entre los ancianos de diversas razas y etnicidades que no cuentan con los servicios de salud necesarios, existe una cantidad desproporcional de casos de enfermedades prevenibles para las cuales existen vacunas.

A pesar de que no hemos logrado comprender las razones que causan estas alarmantes disparidades, parece ser que algunos de los factores contribuyentes son: La pobreza disproporcional; la discriminación en el sistema de servicios médicos; y el fracaso de las organizaciones y programas de cuidado médico en desarrollar y prestar servicios apropiados para los individuos de diversas poblaciones raciales, étnicas y culturales.

Con el fin de mejorar la calidad y resultados de los servicios médicos básicos.

A pesar de las similitudes, existen diferencias fundamentales entre las personas de este país. Diferencias resultantes de la cultura de las naciones de las que provienen, su etnicidad, además de los antecedentes de familia y las experiencias de vida de cada individuo. Estas diferencias tienen un efecto en las creencias y comportamientos en cuanto al cuidado médico y la salud, tanto de los pacientes, como de los proveedores. También influencian las expectativas que tienen los pacientes de sus proveedores y viceversa. Desarrollar cuidado médico básico que sea accesible, eficaz y de costo razonable, requiere que los proveedores tengan un más profundo entendimiento de los antecedentes socioculturales de sus pacientes y sus familias y del medio ambiente en el que viven. Los servicios médicos culturalmente apropiados mejoran las interacciones entre pacientes y proveedores y, por lo tanto, concluyen en mejores resultados de tratamiento, también pueden crear mejores experiencias interpersonales y hacer que el paciente que recibe el tratamiento médico quede más satisfecho.

Los siguientes factores son de importancia crítica para poder proporcionar cuidado médico culturalmente apropiado. Los proveedores tienen que tener un mejor entendimiento de:

  • Las creencias, los valores, las tradiciones y otras prácticas de salud de determinadas culturas;
  • las necesidades de cuidado médico que resultan de las diversas creencias culturales que rigen a las familias y las comunidades;
  • los sistemas culturales y sus creencias específicas en cuanto a la etiología de las enfermedades y las creencias culturales en cuanto a las curaciones, la salud, y;
  • las actitudes en cuanto a las maneras en que los individuos de diversas culturas buscan cuidado médico por parte los proveedores.
Al dar un diagnóstico, el proveedor debe tener un entendimiento de a las creencias culturales que definen la manera en la que la persona ve y enfrenta una determinada enfermedad. Conocer las costumbres y las tradiciones en cuanto a las curaciones de enfermedades, es un elemento indispensable para diseñar tratamientos e intervenciones médicas. Si se quiere tener éxito en un proceso de tratamiento, el paciente primero tiene que aceptar y permitir que le presten los servicios de cuidado médico.

Tener conocimiento de las diversas culturas es cada vez más importante para las personas encargadas del control de calidad de los programas de cuidado médico. Además, aquellos a cargo de diseñar las metodologías de evaluación para el mejoramiento continuo de servicios, deben confrontar asuntos de raíz cultural que son difíciles pero relevantes para el éxito de las intervenciones médicas. Los servicios culturalmente apropiados estarán inextricablemente ligados a lo que se define como tratamientos médicos eficaces y en el sistema de responsabilización profesional y legal, cuyo fin principal es reducir las disparidades existentes entre la población general y las poblaciones de diversas razas, etnicidades y culturas.


Para cumplir con los mandatos legislativos, regulaciones y reglamentos de acreditación.

Dado que el gobierno federal está a cargo de garantizar las leyes de derechos civiles y es el principal comprador de servicios de cuidado médico, éste desempeña un papel crucial en asegurar que se desarrollen y presten servicios de cuidado médico culturalmente apropiados. El Título VI del Edicto de Derechos Civiles de 1964 (Civil Rights Act) estipula en sus mandatos que "Bajo cualquiera de los programas o actividades patrocinados con asistencia de fondos federales, no habrá persona alguna en los Estados Unidos quien, por razón de su raza, color, u origen nacional, quede excluida de participar en el sistema, quede excluida de recibir sus beneficios, o sea víctima de discriminación".

Las organizaciones y programas tienen responsabilidades múltiples y que a veces son conflictivas para cumplir con los reglamentos establecidos al nivel federal, estatal y local en cuanto a la prestación de servicios de cuidado médico. El Bureau de cuidado médico básico (Bureau of Primary Health Care), en su Notificación de reglamento 98-23 (8/17/98), reconoce que: Los centros de cuidado médico sirven a comunidades cultural y lingüísticamente diversas y muchos sirven a múltiples grupos culturales dentro de un sólo centro. A pesar de que frecuentemente se consideran a la raza y la etnicidad como los elementos dominantes de una cultura, los centros de cuidado médico deben tratar de incorporar una más amplia definición del término, una que incluya el lenguaje, el sexo de los pacientes, el nivel socio económico, el tipo de vivienda y diferencias regionales. Las prácticas, actitudes y reglamentos que rigen todas las funciones a nivel de organización de los centros de servicio médico deben respetar y responder a la diversidad cultural de las comunidades y los pacientes a quienes sirven. Los programas que ofrecen los centros de cuidado médico deben desarrollar sistemas que aseguren la participación activa de los diversos grupos culturales de la comunidad, incluyendo la participación de las personas que tienen conocimiento limitado del idioma inglés. A la vez, deben contratar a personal que refleje el ambiente cultural y que hablen los idiomas de las comunidades a las que sirven.

El Bureau de cuidado médico materno infantil ( Maternal and Child Health Bureau), a través de sus programas de responsabilización estatal y Población saludable 2000/2010 (Healthy People 2000/2010) presenta objetivos que hacen énfasis en el cuidado médico culturalmente apropiado, definiéndolo como un componente integral de la prestación de servicios de cuidado médico. Los objetivos nacionales para la promoción de la salud y la prevención de enfermedades también enfatizan los componentes culturales como parte integral de la prestación de servicios de cuidado médico y de nutrición.

Las agencias estatales y federales cada vez dependen más de las acreditaciones de entidades privadas con el fin de establecer los parámetros y el sistema de monitoreo del cumplimiento de estos parámetros. Tanto La Comisión conjunta de acreditación de las organizaciones de cuidado médico (Comisión on the Accreditation of Healtcare Organizations), a cargo de la acreditación de los servicios de hospitales y otras instituciones de cuidado médico, como el Comité nacional de control de calidad de cuidado médico (National Commiittee for Quality Assurance), a cargo de acreditar a las organizaciones de cuidado médico administrado y las organizaciones de cuidado médico psicológico administrado, han establecido parámetros de cuidado médico culturalmente apropiado que se deben cumplir al proporcionar servicios.

Para alcanzar una ventaja competitiva en el mercado de servicios.

Cada vez más rápidamente, los servicios de cuidado médico financiados por el gobierno se han delegado al sector privado. Los asuntos importantes a considerar en el medio ambiente actual de servicios de cuidado médico incluyen el mercadeo de servicios médicos eficaces y de costo accesible. Potencialmente, las mejoras de servicios de cuidado médico dependen de los contratos administrados estatalmente, mediante los cuales se puede aumentar la retención y acceso al cuidado médico, la expansión de los esfuerzos de reclutamiento y el aumento del nivel de satisfacción de los individuos que solicitan el cuidado médico. Para lograr estos resultados, los planes de cuidado médico administrado deben incorporar reglamentos, estructuras y prácticas que garanticen servicios culturalmente apropiados para los pacientes de grupos de diversas etnicidades, razas, culturas y lenguas.

Para reducir la probabilidad de que se presenten demandas legales de responsabilidad o mal práctica médica.

La falta de conocimiento acerca de las diferencias culturales podría resultar en demandas de responsabilidad bajo los principios de daño o agravio de varias maneras. Por ejemplo, los proveedores podrían darse cuenta de que son responsables por daño al paciente como resultado de haber dado tratamiento sin haber obtenido un consentimiento o aceptación informado por parte del paciente. Potencialmente, también se pueden presentar demandas contra las organizaciones o programas de cuidado médico por su fracaso en asegurarse de que los pacientes entiendan los beneficios de cobertura y las prácticas y los comportamientos por parte de los proveedores, ya que estos pueden violar los parámetros legales profesionales establecidos en cuanto a la calidad de servicios. En algunos estados, se podría interpretar como un acto de negligencia por parte del proveedor de cuidado médico, cuando un paciente no es capaz de seguir las instrucciones de tratamiento debido a que están en conflicto con sus propios valores y creencias culturales.

La capacidad del proveedor de cuidado médico de establecer una comunicación clara con el paciente ha demostrado ser una forma eficaz de evitar la probabilidad de las demandas de mal práctica médica. Un estudio que apareció en la Revista de la Asociación médica americana (Journal of the American Medical Association) en 1994 indica que las quejas más comunes de los pacientes que demandan a sus médicos tienen que ver con el proceso de comunicación. En contraste, los médicos que nunca han sido demandados, han frecuentemente sido descritos por sus pacientes, como personas compasivas, accesibles y dispuestas a comunicarse con el paciente. Los médicos pueden reducir la probabilidad de recibir demandas de mal práctica si tratan a sus pacientes con respeto, les escuchan, les dan información y mantienen las líneas de comunicación abiertas, ya que con ello establecen mejores relaciones terapéuticas con el paciente.

La comunicación eficaz entre pacientes y proveedores es incluso más difícil cuando se presentan obstáculos de carácter cultural o de idioma. Las organizaciones y programas de cuidado médico deben responder a las necesidades de conocimiento de idioma; asegurando así un proceso de comunicación precisa y clara con el paciente, aunque sea en otros idiomas que no sean el inglés.

Fundamentos del cuidado médico básico y culturalmente apropiado y lo que implican para el desarrollo de políticas y reglamentos para las organizaciones y programas de cuidado médico básico

El National Center for Cultural Competence (siglas NCCC) ha documentado en los últimos tres años, que el desarrollo de políticas y reglamentos es el área menos desarrollada entre las iniciativas actuales para desarrollar cuidado médico culturalmente apropiado dentro los programas que sirven a niños con necesidades especiales de cuidado médico y sus familias dentro del Maternal and Child Health (Título V). Esta observación también abarca otras áreas de servicio de cuidado médico, incluyendo: El cuidado médico básico, salud mental, servicios sociales y educación. Una revisión de la literatura existente en cuanto al tema, indica que las iniciativas de cuidado médico actuales carecen de las políticas o reglamentos, procedimientos de planificación y estructuras institucionales para apoyar las prácticas de cuidado médico culturalmente apropiado a nivel de la comunidad. El NCCC reconoce el hecho que se requieren esfuerzos a nivel de sistemas que deben ser ejecutados por los funcionarios a cargo del desarrollo de políticas de desarrollo y planificadores de servicios para poder llevar a cabo los cambios necesarios, mejorar la calidad de servicio y mejorar el acceso y los resultados de los servicios médicos para los grupos de diversas razas, etnicidades y culturas.

El marco de referencia conceptual del modelo de cuidado médico culturalmente apropiado que usa el NCCC se basa en los siguientes principios:

  • Un sistema de cuidado médico culturalmente apropiado inherentemente cuenta con valores, principios, estructuras, actitudes y prácticas definidos;
  • el desarrollo de los servicios culturalmente apropiados es un proceso continuo, tanto al nivel de las organizaciones, como al nivel individual; y
  • los servicios culturalmente apropiados son un componente que se debe incorporar sistemáticamente a cada nivel de una organización, incluyendo el de desarrollo de políticas o reglamentos, el administrativo, el de prácticas de ejecución y el de servicio al paciente/familias.

La siguiente lista de revisión es para los individuos que desempeñan un papel en el desarrollo de políticas o reglamentos de programas a los niveles federal, estatal y local. Estos funcionarios pueden ser miembros de las mesas directivas de agencias privadas, funcionarios de agencias gubernamentales, legisladores, comisionados, miembros de comités de consulta, directores de agencias y personal de organizaciones de servicio al paciente/familia. El fin de la lista de revisión es hacer más fácil el desarrollo de políticas o reglamentos que apoyen los servicios de cuidado médico apropiado en las áreas de cultura e idioma. Cada punto está directamente relacionado con los seis fundamentos que se presentaron anteriormente en el resumen de políticas y reglamentos.

Lista de revisión para facilitar el desarrollo de cuidado médico apropiado en las áreas de cultura e idioma y sus reglamentos, políticas y estructuras

El sistema, organización o programa de cuidado médico básico cuenta con:

  • Un documento que declare la misión de la organización y sus principios, fundamentos y valores que incluyan servicios de cuidado médico adecuados en las áreas de cultura y de idioma.

  • Políticas o reglamentos y procedimientos que sirvan como la base para ejecutar un modelo de servicio que incorpore servicios para los grupos de diversas razas, etnicidades, culturas e idiomas.

  • Una estructura organizacional que asegure que los pacientes y la comunidad participen en los procesos de planificación, evaluación y prestación de servicios.

  • Procesos de revisión sistemática de políticas o reglamentos y procedimientos que sirvan para evaluar su relevancia en lo que se refiere a la prestación de servicios culturalmente apropiados.

  • Políticas o reglamentos y procedimientos de reclutamiento, contratación y retención de personal, de tal manera que se pueda lograr la meta de tener una fuerza de trabajo diversificada y culturalmente apropiada.

  • Políticas o reglamentos y recursos para apoyar la continua capacitación de personal profesional y programas de capacitación interna (a todo nivel) que promuevan los valores, principios y prácticas de prestación de servicios de cuidado médico culturalmente apropiados.

  • Políticas o reglamentos que aseguren que el personal recién contratado reciba la capacitación, asistencia técnica y otros recursos necesarios para que puedan trabajar dentro de las comunidades de diversas culturas e idiomas.

  • Descripciones de trabajo y medidas de evaluación de desempeño de personal que incluyan niveles de capacitación relacionados con las áreas de prestación de servicios culturalmente apropiados.

  • Apoyo fiscal e incentivos para promover el mejoramiento de la prestación de servicios culturalmente apropiados a los niveles de mesa directiva, agencia, programa y personal.

  • Políticas o reglamentos y procedimientos que permitan la revisión periódica de tendencias demográficas cambiantes en el área geográfica en donde se prestan los servicios.

  • Métodos de identificación de necesidades y formas de adquirir el conocimiento necesarios para entender las creencias y prácticas de salud de las nuevas poblaciones dentro de las áreas geográficas donde se prestan los servicios.

  • Políticas y distribución de recursos que permitan la prestación de servicios de traducción o servicios de intérpretes.

  • Políticas o reglamentos y recursos que permitan las iniciativas para alcanzar a las comunidades en donde la población tiene conocimiento limitado del inglés o para las poblaciones con bajos niveles educativos o analfabetas.

  • Requisiciones de propuestas, anuncios de patrocinio y financiamiento de servicios externos de contratistas que incluyan elementos de prácticas apropiadas en las áreas de cultura e idioma.

Referencias que se usaron para preparar este resumen:

"A Vision for America's Future: An Agenda for the 1990's" (policy statement). (Una visión de los Estados Unidos en el futuro: Agenda para la década de 1990, declaración de políticas o reglamentos). Washington, D.C., Children's Defense Fund (1990).

"Health Care Rx: Access For All." (chart book) (Receta para el cuidado medico, acceso para todos, libro de tablas). Washington, D.C., U.S. Department of Health and Human Services, 1998.

"Poor Communication With Patients Can Get You Sued" (Los problemas de comunicación con los pacientes y cómo pueden resultar en demandas legales). Physicians Risk Management Update, Vol. 4(1), Physicians Insurance Exchange, 1995.

"The Initiative To Eliminate Racial and Ethnic Disparities in Health." (policy statement). (Las iniciativas para eliminar las disparidades raciales y étnicas en el sistema de prestación de servicios médicos, declaración de políticas o reglamentos). Washington, D.C., U.S. Department of Health and Human Services, 1998.

The HIV/AIDS Epidemic in the United States, 1997-1998. (fact sheet) (La epidemia del VIH/SIDA en los Estados Unidos, 1997-1998, hoja de datos). Atlanta, GA., Centers for Disease Control and Prevention, 1998.

Cross, T., Bazron, B., Dennis, K., and Isaacs, M. "Towards A Culturally Competent System of Care" (Esfuerzos para desarrollar un sistema de cuidado médico culturalmente apropiado), vol. 1, Washington, D.C., National Technical Assistance Center for Children's Mental Health, Georgetown University Child Development Center, 1989.

Goode, T. "The Cultural Competence Continuum." Training and Technical Assistance Resource Manual, (paper presented at conference on Culturally Competent Services and Systems: Implications for Children With Special Health Needs.) (El proceso continuo de desarrollo de servicios médicos culturalmente apropiados, Manual de asistencia técnica, de recursos y capacitación.) Río Grande, Puerto Rico, 1998.

Like, R. "Treating and Managing the Care of Diverse Patient Populations: Challenges for Training and Practice." (paper presented at national conference on Quality Health Care for Culturally Diverse Populations: Provider and Community Collaboration in a Competitive Marketplace.) (Maneras de prestar servicios y tratamiento para el cuidado médico de poblaciones de pacientes de diversos orígenes: Los retos de capacitación y de prácticas de prestación de servicios. Presentación durante un seminario de calidad de servicios médicos para poblaciones de diversas culturas y la cooperación entre los proveedores y las comunidades, dentro de un mercado de prestación de servicios competitivo.) New Brunswick, N.J., Center for Health Families and Cultural Diversity, Robert Wood Johnson Medical School, 1998.

Mason, J. "Rationale for Cultural Competence in Health and Human Services," Training and Technical Assistance Resource Manual, (paper presented at national conference on Culturally Competent Services and Systems: Implications for Children With Special Health Needs.) (Fundamentos para la prestación de servicios sociales y médicos culturalmente apropiados, Manual de asistencia técnica, de recursos y capacitación. Presentación durante una conferencia nacional sobre prestación y sistemas de servicios culturalmente apropiados y las implicaciones para los proveedores de servicios de cuidado médico para niños con necesidades especiales.) Río Grande, Puerto Rico, 1998.

Para más información

TEMA: Eliminar las disparidades en el estado de salud de las poblaciones con diversos antecedentes raciales/étnicos

  • American Academy of Ambulatory Care Nursing. "Communicating Across Cultures: Valuing Diversity and Utilizing Cultural Competency in Health Care" (La comunicación con poblaciones de diversas culturas: Valoración de la diversidad y su utilización en la prestación de servicios culturalmente apropiados). AAACN Viewpoint, vol.18(5), 1996.

  • Centers for Disease Control and Prevention, Agency for Toxic Substances and Disease Registry. "Office of the Associate Director for Minority Health" (policy statement) (Declaración de misión de la Agencia de registro del abuso de sustancias tóxicas y de enfermedades de los Centros de control y prevención de enfermedades). Atlanta, GA., Centers for Disease Control and Prevention, 1998.

  • Community and Family Health Multicultural Work Group, Washington State Department of Health. Building Cultural Competence: A Blueprint for Action (Grupo de trabajo multicultural en cuanto a la familia y la comunidad del Departamento de salud del estado de Washington. Una guía para el desarrollo de prestación de servicios culturalmente apropiados). Olympia, WA., Washington State Department of Health, 1995. (Originally published by The National Maternal and Child Health Resource Center on Cultural Competency for Children With Special Health Care Needs and Their Families, Austin, 1995).
    Washington State Department of Health
    Maternal and Child Health Community and Family Health
    New Market Industrial Campus, Building #7
    P.O. Box 47880
    Olympia, WA 98504-7880
    Phone: (360) 236-3504 or (206) 389-3052
    Fax: (360) 586-7868

TEMA: Mejorar la calidad de servicios y los resultados de tratamientos

  • Harvard Pilgrim Health Care (Servicios a la comunidad de Harvard). The Diversity Journal. (Brookline, MA., Harvard Pilgrim Health Care Incorporated, 1997).

  • Roizner, Monica. A Practical Guide for the Assessment of Cultural Competence in Children's Mental Health Organizations (Una guía práctica para la evaluación de las organizaciones que prestan servicios de salud mental infantil y que estos sean culturalmente apropiados). Boston, MA., Judge Baker Children's Center., 1996.
    The Technical Assistance Center for the Evaluation of Children's Mental Health Systems
    295 Longwood Avenue
    Boston, MA 02115
    Tel: (617) 232-8390
    Fax: (617) 232-4125

  • Texas Department of Health, Center on Cultural Competency. Journey Towards Cultural Competency: Lessons Learned (Centro de prestación de servicios culturalmente apropiados del Departamento de salud de Texas. Un trayecto hacia la prestación de servicios culturalmente apropiados, las lecciones que hemos aprendido) Washington, D.C., Health Resources and Services Administration, Maternal and Child Health Bureau, 1996.
    The Maternal and Child Health Clearinghouse
    Tel:: 703/821-8955

  • The Robert Wood Johnson Foundation and the Henry J. Kaiser Family Foundation. Opening Doors: Reducing Sociocultural Barriers to Health Care (Derribar obstáculos, reducir los obstáculos socioculturales en la prestación de servicios de cuidado médico). Washington, D.C., 1997.
    National Program Office
    c/o Hospital for Sick Children Health System
    1025 Connecticut Avenue, NW, Suite 1100
    Washington, DC 20036
    Tel: (202) 974-4694
    Fax: (202) 974-4695

TEMA: Responder a las actuales y cambiantes estructuras demográficas

  • Centers for Disease Control and Prevention, Agency for Toxic Substances and Disease Registry. "Minority Health is the Health of the Nation" (La salud de las poblaciones minoritarias, es la salud de la nación) 1998, December.

  • U.S. Department of Immigration and Naturalization Services. Fiscal Year 1996 Statistical Yearbook (Servicio de Inmigración de los E.U. Año fiscal 1996, libro anual de estadísticas). Washington, D.C., 1996.

TEMA: Desarrollar una ventaja competitiva en el mercado

  • The Robert Wood Johnson Foundation and the Henry J. Kaiser Family Foundation. Opening Doors: Reducing Sociocultural Barriers to Health Care (Derribar obstáculos, reducir los obstáculos socioculturales en la prestación de servicios de cuidado médico). Washington, D.C., 1997.
    National Program Office
    c/o Hospital for Sick Children Health System
    1025 Connecticut Avenue, NW, Suite 1100
    Washington, DC 20036
    Tel: (202) 974-4694
    Fax: (202) 974-4695

Autorizado para que se copie y distribuya. El único requisito, es que se preste crédito de autor al National Center for Cultural Competence--Elena Cohen, Consultant and Tawara D. Goode, National Center for Cultural Competence, Winter 1999.

Share |